Gestos Bio


El consumo sin límite y el despilfarro no nos hace más felices. Afecta al futuro del planeta y por ende
a nuestra propia salud. Proponemos algunas pautas para contribuir al cambio y humanizar nuestra sociedad:

Reduce, recicla, recupera
No compres cosas innecesarias. Así ayudarás a preservar las materias primas, y a reducir la energía para producirlas y los niveles de contaminación y desperdicios. Separa tus basuras llevándolas al contenedor adecuado. Exige a tu ayuntamiento más contenedores de reciclaje y puntos limpios. No tires cosas útiles, repara antes de comprar productos nuevos y dale la máxima utilidad a los objetos.

Interésate a fondo por lo que compras y analiza críticamente la publicidad
Lee las etiquetas de los productos para saber quien, donde y como produjo lo que necesitas. Comprueba la responsabilidad social y ambiental de los fabricantes y vendedores y decide en consecuencia. Analiza los mensajes publicitarios y la ética de los anunciantes.

Consume alimentos frescos, de temporada y producidos en territorios cercanos. Evita los alimentos importados
No son necesarios los alimentos producidos a más de 4.000 Km. Averigua el origen de los alimentos y elige una dieta con predominio de cereales integrales, legumbres y hortalizas y frutas del país. Disminuye el consumo de carne y de alimentos envasados.

Incorpora los productos ecológicos a tu dieta
Libres de venenos y aditivos químicos de síntesis. Son más saludables, sabrosos y ricos en valor nutritivo. Su consumo reduce la contaminación de tierras y aguas y apoya una agricultura más sana. Elige frutas y verduras a granel optando por el mínimo embalaje.

Consume productos de higiene personal y limpieza ecológicos
Utiliza detergentes biodegradables sin productos nocivos para tu piel y para el medio ambiente. Sustituye los productos convencionales de higiene diaria por productos ecológicos. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Camina, usa la bici o el transporte público
Para recorridos urbanos deja tu coche en casa y muévete caminando, en bicicleta o en transporte público. Exige a tu ayuntamiento más infraestructuras peatonales, más carrilles bici y un transporte público correcto a precios asequibles.